Nota de cata

Albiazulé tiene un color rojo cereza intenso con notas violáceas.

En nariz presenta sofisticados aromas primarios como de fruta roja, bayas y especias; podemos encontrar aromas procedentes del envejecimiento en roble.

Albiazulé es equilibrado, redondo en boca y repleto de sabores, con una larga y agradable retronasal.

Un vino espléndido.