Los viñedos más antiguos

Los centenarios viñedos que dan como resultado nuestro vino Albiazulé se extienden en unas 40 hectáreas de suelos calizos en las inmediaciones del río Duero, dentro de la “Milla de Oro”, denominada así por la riqueza y calidad de los vinos que produce y porque es donde se ubican las bodegas más prestigiosas.

Las condiciones climatológicas adversas de la zona hacen que la uvas tengan características muy especiales y den lugar a vinos de gran personalidad, como lo es Albiazulé: altas diferencias térmicas, con mucho calor en verano y extremo frío en invierno con nevadas frecuentes, heladas en primavera y diferencias de temperatura de 20 grados entre el día y la noche en época de vendimia.

La cercanía al rio Duero aporta al vino aromas de fruta y frescura, los suelos calizos y la altitud le confieren potencia y concentración.