Naturaleza, clima, cultura, tradición, son la esencia de nuestro vino Albiazulé.

Producto de una tierra cuyas raíces vinícolas se remontan a la Edad de Hierro, como demuestran los restos encontrados en el corazón de la Ribera del Duero de la ciudad vacea de Pintia, en la que existen pinturas sobre la elaboración del vino y menaje para su consumo, y a la época romana, de la que procede el gran mosaico dedicado a Baco, dios del vino, de “la villa romana de Santa Cruz”.

La Ribera del Duero puede presumir de ser una de las zonas de España con más tradición en la elaboración de vinos que son reconocidos en el mundo entero por su calidad.