Sergio Sanz Muñoz

Es el alma de Albiazulé, nacido de su saber hacer, buen gusto e imaginación. Su trabajo es su pasión y eso se saborea.

Atesora juventud y experiencia; siempre cercano a la forma tradicional del cuidado y elaboración del vino a la vez que incorpora los nuevos avances.

Ha creado exquisitos vinos que han sido premiados y reconocidos en el mundo entero como el Prios Máximus Crianza, premiado con la plata del “Concours Mondial” de Bruxeles en 2003 y 2004; el Montespejo Tinto Roble 2013, Oro en Bacchus 2015; Marques de Campoalto, Oro en Berliner Wine Trophy en 2013; Ocho tumbado, 94 puntos” Wine Enthusiast”.